jueves, 19 de septiembre de 2019

N-623, de Entrambasmestas al Puerto del Escudo

Nos habíamos quedado en la última entrada de la N-623 en el cruce de caminos de Entrambasmestas, donde comienza de verdad la subida al Puerto del Escudo. Y no es para menos, como nos advierte esta señal en la zona de Resconorio y podemos comprobar en el perfil longitudinal inferior con pendientes medias de más del 10% y puntuales de hasta el 16%:

Recorridos Ciclistas Cantabria

Como iremos viendo, este tramo tiene una estrecha relación con nuestra historia más reciente, ya que durante la guerra civil fue escenario de fuertes combates que tendrían, como no, repercusión en la propia carretera. Y no podemos olvidarnos de la despiadada climatología que en el siglo pasado azotaba la zona y que, si no nos planteamos un cambio en nuestra forma de vida que de la vuelta a la continua subida global de temperaturas, no se volverán a repetir en mucho tiempo.
Pongámonos en camino hacia el puerto:

Luena

Al poco de salir de Entrambasmestas se distingue el primer hito sobre un antiguo pretil, el km 348 por un lado y el 159 por el otro.  De nuevo la doble numeración que caracteriza a esta carretera y que explicábamos en la entrada previa.


Poco después de Bustasur se situaría esta señal de precaución, extraída del vídeo de la nevada del año 1957 que se muestra más adelante:
NODO. Seguramente éste sea el sitio

En el año 1925 el marques de Villar realizaba un viaje que más tarde quedaría plasmado en un artículo del Heraldo Deportivo titulado "Excursiones de Verano. Madrid-Santander". Este marques era, para nuestra fortuna, aficionado a la fotografía y dejó varias estampas del Escudo en el artículo.
La primera de ellas tomada desde una curva hoy completamente desaparecida por las rectificaciones de los 90 a la altura de San Andrés de Luena:



 Y el mismo lugar poco más o menos en la actualidad

La siguiente tomada desde el mismo lugar anterior, pero mirando hacia Entrambasmestas. Unas casas pegadas a la carretera que a duras penas permanecen hoy. Fijaos en los antiguos guardarruedas y en la estampa general de la carretera e imaginaos en esa fecha un viaje de Santander a Madrid...

 Y exactamente el mismo lugar hoy:


Los Pandos

Pasado un poco el barrio de Los Pandos aparece de nuevo otro hito kilométrico, el número 342. Curiosamente este hito no tiene la numeración desde Burgos, manteniendo la misma cifra en ambas caras.

Se pueden ver en este barrio, y también en más puntos de la carretera, unos curiosos hitos de arista de hormigón con un captafaro embebido en el mismo. Son unos hitos muy particulares que no he visto en otras carreteras de la región.



Puente sobre el Selviejo

El primero de los grandes puentes que nos encontramos se sitúa sobre el arroyo Selviejo, puente Pérez en algún documento, poco antes de llegar al barrio de El Mesón. Se trata de un puente de un solo vano de 21 metros de luz, cuyo arco actual se corresponde con la reconstrucción que se realizó tras su destrucción durante la guerra en el año 1937:


En uno de los pretiles a duras penas se conserva semienterrado el escudo del Cuerpo de Ingenieros que lo reconstruyó:

Puente sobre el Bapisón

Cuando uno circula por esta carretera no se hace a la idea de de la existencia de ciertos puentes, disimulados entre la vegetación del borde de la carretera,  y mucho menos de que algunos son de gran altura . Es el caso del puente sobre el arroyo del Bapisón, también conocido como Puente Zorrilla, en el punto kilométrico 99+800. Antiguamente, cuando el abundante ganado se encargaba de dar cuenta de la vegetación de las riberas, podían contemplarse mejor, como en esta fotos que tomó el marqués de Santa María del Villar en el año 1925:

El Heraldo Deportivo. BNE
El mismo lugar visto hoy día:
Google Maps

La verdadera altura que tiene se observa claramente en las fotos de su destrucción durante la guerra civil:


BNE

El puente en reconstrucción, en una foto tomada por un aviador de la Legión Cóndor:



Y el puente hoy día reconstruido, visto desde la parte inferior del mismo:


La curva de los italianos

Al poco de pasar este puente nos encontramos con unas curvas, rectificadas durante el Plan 1984/91 primeramente, y de nuevo modificadas para ampliar su radio en el año 1997 dentro de unas actuaciones de mejora de la Seguridad Vial.


Las curvas originales tienen también una curiosa historia asociada a la guerra, pero ocurrida unos años más tarde. Como luego veremos, en el  Alto del Escudo se edificó al final de la guerra un mausoleo en forma de pirámide para agrupar a los soldados caídos del CTV italiano que había luchado con el ejército franquista y que estaban enterrados en diversos cementerios de la zona.  A este mausoleo venían todos los años dese Italia familiares de los soldados a rendirles homenaje. Tras uno de estos homenajes, el 19 de mayo de 1971, el autobús en que viajaban se despeñó por la curva situada en la parte superior, con el resultado de 11 personas muertas.


Hemeroteca ABC, 21/05/1971



En la curva, ligeramente escondida, hay una sencilla cruz en recuerdo de las víctimas que hasta no hace mucho tenía una placa con los nombres de los fallecidos y que algún impresentable se ha llevado.

Cortesía de David Santamaría
En la actualidad solo queda la cruz, junto con otro recordatorio que se ha añadido de una de las pasajeras.




Desde entonces esta curva es conocida por los conductores habituales de la carretera como "la curva de los italianos". En la imagen inferior se puede ver la curva existente actualmente,y el trazado original donde realmente se produjo el accidente transformado en una zona de frenado de emergencia.



Y en la siguiente fotografía puede verse una panorámica de la zona con parte de la curva rectificada en el Plan 89/91 y la segunda mejora del año 1997. El trazado original queda oculto más a la izquierda de la curva actualmente abandonada:

Puente sobre el río Sonoro

Seguimos subiendo el puerto, donde otro gran puente de la zona también fue fotografiado en el año 1925 para el Heraldo Deportivo, el puente sobre el arroyo Sonoro:
BNE

 El mismo lugar visto actualmente:
Google Maps
Siendo un un puente de cierta entidad no podía librarse de su demolición en la retirada de ejercito republicano durante la guerra civil, lo que se muestra en la siguiente fotografía, tomada desde el mismo ángulo que las anteriores el 27 de agosto de 1937:



El puente destruido visto desde aguas arriba:
En la siguiente imagen se intuye el camino provisional ejecutado por la zona de aguas arriba:


El comienzo de las labores de cimbrado para la reconstrucción mediante un arco de hormigón:



El paso sobre el arroyo Sonoro ha sido reformado hace poco, como se puede contemplar en esta foto, donde se ve claramente el arco de hormigón ejecutado tras la guerra y los nuevos pretiles instalados en la reforma.


Curiosamente se ha empleado como sistema de contención previo al puente una barrera trionda, que rara vez se emplea en nuestra región.


En cuanto a las curvas situadas tras el puente, fueron rectificadas con el Plan 84/91 y en la parte abandonada se ha aprovechado para instalar un silo para la sal.

Si seguimos avanzando hacia el Escudo nos encontramos con otro tramo de fuerte pendiente abandonado al rectificar la curva y dotarle de una pendiente menor en alguna actuación de seguridad vial realizada a finales de los años 90, después del Plan 84/91


Cruce a Resconorio

Este cruce es bastante nuevo, dado que el acceso a Resconorio se ejecuto en el año 90. Tenemos una foto del año 37 tomada por Guglilemo Sandri, un militar que fotografió a las tropas italinas durante la guerra civil. La foto, tomada del libro "La participación italiana en el Frente Norte. La batalla de Santander (abril-agosto 1937)" de José Luis García Ruiz es esta:



Como se observa, el cruce no existe todavía. La perspectiva actual del lugar, vista por el coche de GoogleMaps:


Este cruce de Resconorio nos va a enlazar de hecho con una próxima entrada del blog, una Variante al Escudo que se pretendió ejecutar en los años 50 y que de hecho comenzó a construirse. 

Un poco más arriba, el último de los puentes que tenemos documentación gráfica de su destrucción se sitúa en el kilómetro 95+500.



El puente hoy reconstruido apenas se ve con la vegetación:

Si nos acercamos a la parte inferior del mismo veremos su reconstrucción mediante hormigón en masa, imitando en su cara exterior un arco de sillería:




El puerto de El Escudo

Según nos vamos acercando a lo alto, tenemos el antiguo mirador de Cabania, que bien merecería un pequeño arreglo para poder disfrutar de las espectaculares vistas del valle de Luena:



Ya llegamos a nuestro objetivo, el alto del Escudo, marcado tanto por la moderna señalización como por las típicas columnas de piedra que se usan en Cantabria para todos los puertos de montaña


Así se veía este lugar hace una décadas ya:
Todocoleccion

El mismo lugar visto en GoogleMaps

Seguimos hacia el límite provincial, y antes de llegar al mismo nos encontramos el último hito kilométrico de la N-623 en Cantabria:


Acaba aquí la provincia/comunidad con el correspondiente hito divisorio de tipo Peña y con la antigua denominación de Santander para toda la región. Recordemos que en Cantabria solo se pueden ver hitos de la Instrucción de 1939 "Peña" en límites provinciales, y no en todos ellos.




La entrada en Burgos

Aunque a partir de aquí ya no sea Cantabria, no me resisto a compartir un par de fotos de la parte del Escudo que da hacia Burgos, donde el puerto queda definido por una breve cuesta que volveremos a tratar al estudiar la fallida Variante del Escudo.
Nos recibe el conocido cartel de "Tierras del Cid", que ha sido recientemente restaurado por la Diputación de Burgos, y la Pirámide de los Italianos, mausoleo hoy abandonado para los soldados italianos muertos durante la guerra civil en la Batalla de Santander.



La señal de advertencia de la peligrosidad del Puerto en los tiempos de la Instrucción de 1939.
Todocolección
El lugar donde estaba situada, prácticamente en el mismo sitio donde hoy se sitúa el cartel de estado del puerto. En esta rampa se mantienen en uso multitud de hitos de arista de la Instrucción del 39:


GoogleMaps
La casona que aún se mantiene en el lugar, en una foto de otros tiempos y con la carretera de fondo:

Todocolección


Muy cerca de aquí se encontraba precisamente esta señal de la Instrucción del 39 extraída del vídeo que veremos a continuación:
NO-DO. El mismo lugar hoy


Los inviernos

No podíamos despedirnos del Escudo sin hablar de su dura climatología invernal. Aunque las nevadas ya no son como antes ni tampoco los medios para despejar la carretera, cada invierno suele repetirse la blanca estampa de la nieve.

Luis Javier Modino



Especialmente adversa fue la del año 1957, que podéis contemplar en el siguiente vídeo del NO-DO y que os aconsejo ver entero. ¡¡La nieve alcanzó una altura tal que cubría un autobús al completo!!
También se observa el duro trabajo de los peones camineros que permitía que la carretera continuase en servicio en tiempos en los que no se disponía de la maquinaria actual:


Y esta foto de la misma nevada con el capataz de camineros Emilio Ruiz Ruiz, donde se observa bien la altura de la nevada:
Cortesía de Rosario Ruiz